El Storytelling y la Multimedia en la era de la comunicación digital

Storytelling es una palabra compuesta del inglés que nace de dos palabras. Del sustantivo story que significa relato o narración y del verbo “tell”, que se debe interpretar como decir o hablar. Unidos storytelling, se puede entender como el arte de narrar o contar relatos o historias.  En estos tiempos, en los que la tecnología avanza en función de los infinidades de opciones que se ofrecen desde la red, el vocablo también adquiere un significado adaptado a estas necesidades y es por ello que storytelling se debe unir a otra palabra tan importante. Me refiero a Multimedia.

Este término se refiere a la habilidad técnica de integrar en un mismo medio (formato digital) más de un medio. Suena cacofónico, pero no lo es. Multimedia es presentar textos enriquecidos en la red o tener la capacidad de integrar: texto, imagen, video, mapas, infografías y audios. Todo ello, en un mismo formato. Eso es multimedia y sí a eso le agregamos storytelling para formar la frase multimedia storytelling; estamos hablando de páginas con textos enriquecidos.

El doctor Ramón Salaverrí, profesor de Periodismo de la Universidad de Navarra, en España y especializado en temas de Ciberperiodismo reconoce que la tarea a la que nos enfrentamos en esta época, no es fácil. No todo lo hace la tecnología, detrás debe existir un profesional. Al respecto, en el curso Redactar para Internet 2015 sostiene  que “la tarea es más difícil de lo que parece. Sí ya es difícil escribir cuando sólo nos manejamos con palabras, imagínate lo que supone articular adecuadamente elementos textuales con otros aspectos gráficos”.

Utilizar la herramienta de Multimedia Storytelling es importante en estos tiempos donde se calcula que unas 2,500 millones de personas escriben en Internet. De ahí que contar historias que diferencien, atraigan y enganchen al lector sea vuelto más importante que nunca. Hace sólo dos décadas no existía estas reglas del juego. Hoy en día pasamos de ser consumidores a prosumidores. Y eso marca diferencias abismales en los que sólo podremos competir o hacer llegar nuestro mensaje a través de técnicas también novedosas, que vayan más allá de lo que presente nuestra competencia. El tiempo nos exige diferenciarnos.

Henry Jenkins, en su libro “La cultura de la convergencia” alerta que el cambio es de viejos consumidores a nuevos consumidores. Parece obvio, pero implica de pasar de viejos consumidores que eran predecibles, permanecían donde les decían o hasta donde les informabas, de ser individuos aislados con un periódico en la mano, de hacer una lectura silencio y casi invisible.

Ahora estamos ante gente activa, que se caracterizan por ser migratoria, que pasan de un lado a otro, que hacen scroll, que se mueven en red, que se mueven por lealtad, que están más conectados, que exigen más y mejores datos, que son ruidosos y están más en lo público. Tener presente ésas características, es básico para crear productos pensando en ellos, en una audiencia que hoy tiene la posibilidad de serProssumer: consumidor y productor a la vez.

En resumen, storrytelling se refiere a las historias de siempre pero contadas desde las “nuevas narrativas digitales” que posibilita la tecnología, los software, la red; elementos que no existían hace 30 años. Y si existían, estaban separadas. Por un lado la radio con el audio; por otro la televisión con la imagen y por otro, los diarios con sus textos escritos.

El storrytelling me lleva hablar de crossmedia o transmedia. Me refiero al cruce de medios. Cross, otra palabra inglesa que significa cruzar. La transmedia permite al nuevo usuario, al prossumer -del que habla anteriormente- a leer entre líneas lo que le interesa, hacer scroll, a tener una mejor comprensión de lo que lee, ve o escucha gracias a gráficos y mapas interactivos.

Con páginas multimedia con storytelling ofrecemos una navegación agradable, porque le mostramos una historia, una misma historia pero rota en diferente narrativas. No tiene porque pasarse cuatro minutos leyendo texto, oraciones y párrafos extensos o cortos. Al contrario, le mostramos trozos de texto, audio, video e infografía. Eso hace el storrytelling aplicado a las nuevas posibilidades que nos ofrece la tecnología en la red.

Si me permiten y han llegado hasta aquí, quiero compartirles experiencia de prestigios diarios de Estados Unidos y Europa que están trabajando muy bien el Storytelling gracias a los recursos de multimedia, uno de las tres características de la Internet. Porque una verdadera experiencia digital debe tener Hipertextualidad, Interactividad y Multimedialidad.

Me quiero referir al reportaje multimedia publicado por The Guardian hace poco más de un año, denominado  NSA FILES: DECODED, una serie de seis entregas en las que el periódico hace gala de su mejor talento. Si tomamos como referencia que el Reportaje Multimedia o Multimedia Storytelling se caracteriza por combinar los diferentes soportes en un mismo medio, en este caso el digital; The Guardian cumple con creces. Es interactivo.

Desde el intro aparecen imágenes de las fuentes consultadas para el especial. Fuente, ubicación geográfica y minutos que duró la entrevista. Además de ello los mejores extracto de su intervención. Excelente disposición o intercalación de formatos. Texto, pequeños párrafos, concisos y densos. Obra maestra. Cada palabra tiene su propio peso, su propio quilate. Luego tras el párrafo corto sigue el video, la entrevista. En lugar de leer lo que dijo la fuente, la vemos y la escuchamos. Con sus énfasis, sus expresiones, su determinación. Sólo hay que hacer clic al primer video. A ninguno más… el resto caen como cascada en su momento.

Todas son intervenciones cortes, no superan el minuto. Eso da agilidad al relato y evita la monopolización del discurso. Evita tergiversar la intervención del entrevistado. Cada lector o usuario The Guardian sabe exactamente lo que dijo la fuente, no hay lugar a confusiones. La aparición de los personas en tamaño destacado les da presencia y da la impresión de estarles viendo y oyendo directamente. ¡Que están hablando para vos!

Hay uso de diferentes tipos de lenguaje gráfico. Diseño, fotografía, ilustraciones y tipográfico. Esto da variedad visual. No sólo apreciamos textos, sino formas, texturas. Integra al globo terráqueo de forma interactiva.

Experiencias en Nicaragua

Hasta la fecha en Nicaragua existe pocas referencias, pero las hay. La mayoría hacen storryteling con uso del multimedia por yuxtaposición. Es decir, que agregan un elemento, al lado del otro. Lo hace el diario La Prensa, El Nuevo Diario, Hoy, etc. En este sentido, sólo el diario digital www.confidencia.com.ni hace storrytelling con uso de multimedia coordinada o integrada. Es decir, que presenta una unidad del discurso simultanea. Rompe sus historias porque pasa de imagen a sonido, o de sonido a texto, o de texto a video. Pero en una misma página.

En el 2014, Confidencial, dirigido por Carlos Fernando Chamorro utilizó el formato Storytelling en algunos reportajes como La “telaraña” de Wang Jing. Lo primero que se destaca es una ilustración en la que se resaltan elementos relacionados al tema… una caracterización de como ven al chino, ubicación de su país y una simbologia de las empresas que de acuerdo a la investigación aperturó Jing.

Seguidamente inicia el reportaje con texto de uno de los tres periodistas que participaron en la serie, uno de ellos, Octavio Enríquez. A las pocas líneas de la lectura aparece un video. Hay sus desaciertos porque no se supo utilizar el formato audiovisual. El video insertado fue de más de 15 minutos. Y en este tipo de historias con formato multimedia, los videos deben ser cortos. No deben superar ni siquiera los 2 minutos. La serie compuesta por más de cuatro entregas, lleva para cada una inserta un video, que aunque relacionado, no resulta un agregado para la historia que se lleva a cabo. El resto de material audiovisual, dura cada uno hasta 28 minutos.

Ocaso de Bosawas es otro ejemplo publicado por Confidencial en abril del 2014. En este caso, mejor logrado en cuanto a contar historias multimedias. Los videos son más cortos -2 y 4 minutos- en comparación con el anterior y responden o confirman los datos o la historia contada en texto que le antecede. En este caso por Carlos Maldonado, autor de la serie que fue premiada por la SIP en la categoría Medio Ambiente. Hay mapas interactivos, collage de imágenes y empleo de infografías.

No quiero irme sin reconocer, que aunque los maestros del Multimedia Storytelling están en Gran Bretaña y Estados Unidos -The Gurdian y The New York Times, con Snow Fall-, en El País tiene una serie excelente. Les dejo este sobre la crisis por comprar casas o apartamentos y después no saber que hacer con la deuda. En términos de aprendizaje, observen la forma en que integran los textos, videos, fotos, audios e infografias. En la calle. Una historia de desahucios.

A quienes les interese ampliar sobre el tema, puede escribirme a mi correo: angeles07herrera@gmail.com para compartirles otros materiales, entre ellos textos con licencia Creative Commons.

Anuncios